Capacitación y Formación


La ATSMAC realiza anualmente dos actividades centrales en materia de capacitación y fortalecimiento de la identidad gremial.


Seminario Nacional


El Seminario Nacional, es un evento anual organizado por la ATSMAC generado para debatir sobre la problemática nacional y cómo repercute en la práctica profesional, en el mercado laboral, en los marcos institucionales y en los centros formativos.

Este espacio es el preámbulo para realizar la Asamblea Nacional Ordinaria, en donde visualiza el tema del seminario del año siguiente y se presenta la oportunidad de invitar a nuevos colegas a ser socios de la ATSMAC.



















Reconocimiento María Luisa ‘China’ Herrasti

Este reconocimiento surge con el objetivo de reconocer las mejores prácticas y aportes de las y los profesionales de Trabajo Social en México.

La convocatoria se publica en el mes de mayo, a fin de que personas, grupos, colectivos y organizaciones de Trabajo Social, o vinculadas a la profesión presenten sus candidaturas; mismas que son evaluadas por un jurado retomando los siguientes criterios:

  • Conciencia de la realidad en un contexto nacional, latinoamericano y mundial.
  • Perspectiva teórica, metodológica, participativa y libertaria.
  • Fortalecimiento de capacidades y habilidades de los sujetos para el diseño de alternativas, elaboración y ejecución de proyectos para alcanzar una vida digna.
  • Aportes a la articulación gremial.
  • Compromiso con la puesta en práctica de valores para la transparencia, honestidad, rectitud y congruencia.
  • Actitud positiva, cobijada por el optimismo, la felicidad y la alegría.
  • Trabajo desde las bases en la construcción de una cultura de paz y el ejercicio de la democracia en la toma de decisiones y en la gobernabilidad para transitar hacia un mundo posible.
























¿Quién fue “María Luisa ‘China’ Herrasti”?

María Luisa Herrasti Aguirre (“La China” 1943-2003) estudió la carrera de Trabajo Social en la Escuela Vasco de Quiroga del Distrito Federal. En 1969, cuando se aprobó la licenciatura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), promovió junto con un grupo de colegas la incorporación de la Escuela Nacional de Trabajo Social, en dónde obtuvo su grado como Licenciada en Trabajo Social y casi de inmediato, se incorporó como docente. Posteriormente fundó la Escuela de Trabajo Social “Regina”. 
Inició su trayectoria en experiencias de Trabajo Social Comunitario en el Instituto Mexicano de Estudios Sociales, y en 1965, participó en la fundación del Centro Operacional de Vivienda y Poblamiento (COPEVI) junto con un grupo de arquitectos que decidieron comprometer su formación profesional con el desarrollo de proyectos sociales, desde una perspectiva humanista,  vinculados al impulso de la organización cooperativa, la educación popular y la concientización de los pobladores.
Desde estas experiencias “La China” y un grupo de trabajadoras sociales, gestaron una perspectiva profesional vinculada al pueblo y a sus procesos de lucha por transformar la realidad y construir un mundo donde mejoren las posibilidades de un desarrollo integral. 
Por la década de los 70s, funda los organismos “Enlace, Comunicación y Capacitación”, el “Centro de Investigación y Capacitación Social” y la “Escuela de Promotores Populares”.
El 20 de marzo de 1982, presenta junto con otros colegas una propuesta de estatutos para  fundar la Asociación de Trabajadores Sociales Mexicanos (ATSMAC). Eran los tiempos en que el movimiento de Reconceptualización, iba llegando a su fin. Se estaba superando la incertidumbre provocada por el cuestionamiento a los marcos referenciales que orientaban el ejercicio profesional y se sentaban las bases para una metodología  más integral.
Estos cambios, se produjeron en la época de las luchas más álgidas en América Latina. Por ello, se dice que “La China” fue la primera en latinoamericanisarse, en llevar la voz del Trabajo Social Mexicano más allá de las fronteras nacionales y en alcanzar el debate latinoamericano que llevaba ya dos décadas adelantado, para dar un salto de calidad y colocarnos a la altura de la producción profesional que se requería.
En la búsqueda de posibilidades para desarrollar una práctica más alternativa, “La China” comentaba “Campos viejos, prácticas nuevas”, inspirando con ello el lema de la “Revista Mexicana de Trabajo Social”, publicación más importante de la ATSMAC en aquel momento.
Algunas de sus obras más importantes fueron "Trabajo Social y Crisis”, que escribió junto con Francisco Gómez Jara" y “Aportes para la Búsqueda de un nuevo Trabajo Social en México”.
En 1993 se integró al centro de estudios Municipales, asumiendo la dirección de este Organismo Civil en 1997, y desde ahí desplegó una perspectiva del municipalismo democrático, generó procesos de formación y capacitación para los equipos de gobierno en los que inculcó la visión de una nueva gobernanza incluyente, participativa y con equidad de género, e impulsó la producción de literatura para el fortalecimiento de estrategias y capacidades con una visión de futuro encaminada a la búsqueda de la paz y la justicia social.




Comentarios

Publicar un comentario

Recomendaciones